Excelente cesto de ropa para hacer tú mismo

Cesto de ropa de bricolaje: tipos de productos, materiales y fabricación.

El baño es una habitación pequeña, pero también requiere un diseño interior cuidadoso, por lo que no hay bagatelas en este caso. Cualquier elemento en él puede convertirse en la decoración de una habitación, y las cestas de ropa no son una excepción. Desafortunadamente, la gama de tales productos no es muy grande: es extremadamente difícil elegir un accesorio para absolutamente cualquier habitación. Sin embargo, en este caso, hay una excelente salida: hecho a mano o una cesta de ropa de bricolaje. Dado que este tema no difiere en grandes dimensiones, los autores no tendrán dificultades insuperables. Lo principal para ellos es familiarizarse con los modelos potenciales, seleccionar el material y ponerse a trabajar después de conocer de cerca el proceso.

¿Cómo elegir el cesto de ropa perfecto?

Para encontrar la mejor opción, debe prestar atención no solo a su diseño. El producto debe tener características que lo conviertan en un excelente envase para la ropa blanca. Y en este caso, preste atención a varios puntos importantes. No se recomienda ignorarlos, de lo contrario el tema puede convertirse en una fuente de problemas.

  1. Diseño. Cualquier accesorio debe encajar en el interior, ser su complemento armonioso y no un elemento extraño. Por lo tanto, el modelo debe elegirse con mucho cuidado.
  2. Las tareas principales de la cesta de la ropa son decorar la habitación, guardar la ropa y también ahorrar espacio. Esto es especialmente importante para habitaciones de tamaño modesto, donde la lucha es por casi cada centímetro. Las opciones posibles son la elección de un accesorio de esquina, la creación de una canasta baja que sea fácil de ocultar debajo del baño.
  3. Dado que la humedad alta en los baños es común, un artículo de almacenamiento de ropa debe tener orificios de ventilación. La segunda solución posible es utilizar un material que pueda “respirar”. De lo contrario, las cosas que esperan ser lavadas pueden adquirir un olor a humedad. Es posible que sean “elegidos” por un hongo de moho.
  4. Durabilidad del producto. Cualquier artículo comprado debe servir mucho tiempo. Sí, los propietarios pueden cansarse de la canasta, este es un fenómeno común, ya que a muchas personas les gusta la novedad. Sin embargo, un artículo recién hecho no debe rasgarse, romperse ni doblarse. En este caso, habrá quejas sobre la funcionalidad y apariencia del modelo.
  5. Sentido práctico. Cualquier cosa debe ser cómoda. Si consideramos solo una canasta para cosas, entonces su característica principal es la estabilidad. Por lo tanto, lo ideal sería un objeto que tenga una forma cúbica, cilíndrica o que se estreche hacia arriba. Los modelos que tienen una parte inferior muy pequeña se convertirán en un dolor de cabeza ya que se seguirán cayendo.
  6. Superficies perfectamente lisas. Este requisito es obligatorio. Cualquier aspereza u otros defectos pueden causar la separación de su ropa favorita. Por ejemplo, no cuesta nada que los materiales elásticos delgados se enganchen en algo y “vayan”: disparar una flecha. Por lo tanto, antes de usar la canasta, es necesario revisar cuidadosamente las paredes y el fondo.
READ
Relojes de bricolaje simples, elegantes y originales.

Las ventajas indudables de los productos son las asas de transporte, una tapa que protege la ropa del agua.

Variedades de cestas de lino.

Antes de considerar la cuestión de cómo se hace una canasta de ropa con sus propias manos, debe familiarizarse con los materiales con los que están hechos. Y luego decida cuál de los “competidores” será el más adecuado para el baño.

Plástico, productos de nailon.

El bajo precio, la practicidad del material lo hicieron casi omnipresente: casi “todo y todo” está hecho de él. Si hablamos solo de cestas de ropa, entonces el plástico tampoco está en el último lugar aquí, y la gama de modelos es bastante amplia.

Productos simples: recipientes con agujeros grandes o pequeños. La mayoría de las veces están equipados con manijas cómodas. Estas canastas parecen sencillas. Más interesantes son los productos que imitan el tallado o el tejido. Como regla general, tienen las mismas cubiertas “con fugas”. A la venta puedes encontrar modelos de esquina, a veces hay diseños muy originales.

Una desventaja seria de las canastas de plástico es su apariencia rústica, que a menudo les impide verse decentes en interiores elegantes. Una posible solución es una cesta escondida en una mesita de noche, taquilla, armario, etc.

Otro candidato artificial es el nailon ingrávido. Estos son productos de malla plegable en un marco flexible. La gama de tales diseños livianos es bastante amplia. Además, son lavables a máquina. La desventaja es la misma que la del plástico: es la sencillez, la impresentabilidad.

Cestos de ropa de madera

La madera fue, es y será el material más atractivo para todos los muebles. Tal simpatía se explica simplemente: el árbol conserva calor, se ve genial en casi cualquier interior. Si hablamos de crear estructuras con sus propias manos, tampoco tiene inconvenientes: para trabajar la madera, necesita un conjunto de herramientas que, por regla general, está presente en todos los hogares.

El único inconveniente grave de la madera es su indiferencia a la humedad, por lo que el material debe protegerse de manera confiable del agua. Para esto, se utilizan impregnaciones antisépticas, barnices, pinturas, etc.. Tales compuestos evitarán la destrucción del material natural, crearán una barrera infranqueable para cualquier enemigo vivo: insectos y moho.

Puede comprar cestas de madera de lino sin una capa protectora solo en un caso: si los propietarios están listos para procesar el producto de inmediato por su cuenta. La desventaja de los diseños comprados es una: es un precio alto. Una cesta de la ropa de bricolaje es una “apuesta” para la que la madera es casi perfecta si sus futuros propietarios no son tacaños y compran compuestos protectores.

READ
Un agujero en la botella: hágalo usted mismo con un soldador

Cestería

El material para estas lindas canastas puede ser bambú, corteza de abedul, “pajillas” de papel y cuerdas (yute), algas, vid, ratán y paja. Las trenzas tienen características similares a la madera, por lo que la ropa de cama en dichos contenedores será cómoda. Sin embargo, no son adecuados para todos los estilos de interior. Por ejemplo, estas canastas encajarán bien en “eco” y escandinavo, escandinavo-etno, bohemio y clásico, pero se convertirán en una “contraindicación” para el minimalismo, la alta tecnología y otras tendencias concisas.

Las ventajas de los productos de mimbre son la ventilación de alta calidad, la elegancia, el respeto por el medio ambiente y la capacidad de darles cualquier forma. Menos uno, pero es relativo, ya que todo depende de las materias primas. Si el material no era de muy buena calidad, entonces la canasta no está asegurada contra “accidentes”. Ella es capaz de presentar una sorpresa: romperse, aflojarse, exfoliarse, es decir, convertirse en un verdadero “volador”.

Para no encontrarse con un producto de este tipo, se recomienda revisar la canasta antes de comprar: inspecciónela cuidadosamente, siéntala y presione sobre ella. Las cualidades más importantes de un producto de mimbre son la flexibilidad y la sequedad del material.

modelos de metal

Son la mejor opción para baños decorados con estilos modernos – loft, hi-tech, minimalismo, fusión, etc. Estos cestos de ropa están hechos de alambre, tiras estrechas o chapas perforadas. Cualquier diseño grande se diferencia de otros competidores en un peso notable, por lo que estos productos suelen estar equipados con rodillos. Las cestas pequeñas hechas de alambre delgado no requieren ruedas, pero deben ser fuertes, inflexibles.

Los tanques de acero inoxidable prácticamente no tienen inconvenientes. Son resistentes, capaces de soportar grandes volúmenes de ropa sin problemas. Contras: precio alto, apariencia demasiado estricta de algunos modelos, por lo que estos diseños no atraerán a todos los compradores. Para la autoproducción se suelen utilizar mallas metálicas, que se recubren con materiales más “amigables”.

Cestas de tela, tejidas

Estos modelos son compactos. Se utilizan de diferentes maneras. Tales cestas se convierten en un elemento de pleno derecho, se compran para hacer un inserto para una estructura metálica estricta. Los productos pueden tener inserciones de cartón, le permiten mantener su forma. Una opción extraíble es óptima, lo que permite lavar la cesta de la ropa. A menudo, para arreglar elementos de tela, compran (ensamblan) un marco plegable de madera o metal.

READ
Patas de mesa de una forma interesante: reconstrucción de mesa de bricolaje

La principal desventaja de estos productos es la fragilidad, por lo que es mejor elegir el material más denso. Los productos sin soporte son muy inestables. Otro inconveniente es su tamaño modesto: para una familia numerosa, una canasta de este tipo no será suficiente. Ventajas: una amplia gama de productos, una increíble variedad de colores, la capacidad de “hacer amigos” con cualquier dirección de estilo.

Productos de cuero ecológico

Este es el último contendiente en la lista, pero no el peor. Como regla general, un estuche de cuero es un estuche debajo del cual se esconde un marco no demasiado atractivo, de madera o metal. Sus ventajas son una magnífica vista de las cestas, una variedad de soluciones, una gran selección de colores y una larga vida útil. Menos uno es el precio (tradicionalmente).

Materiales usados ​​en casa.

En este caso, la lista se amplía significativamente, porque se utiliza casi todo lo que el “ojo ve”. Además de los materiales enumerados, para fabricar estos dispositivos se utilizan periódicos, cartón (cajas), tela, papel tapiz, tendedero, botellas de plástico “favoritas” e incluso sus tapas.

Colocación de cestos de ropa

Desafortunadamente, puede ser difícil encontrar un lugar incluso para un accesorio tan necesario, a veces no es necesario hablar sobre el ideal en absoluto. Esta es una ocurrencia común para los apartamentos estándar, donde los propietarios tienen que “empujar lo que no se puede empujar”, y puede ser difícil encontrar “vivienda” incluso para las cosas más necesarias. Las cestas se pueden dividir en varios tipos.

  1. Piso. Aquí todo es simple: hay un lugar, no hay dolor de cabeza.
  2. retráctil Por ejemplo, armario empotrado. La mejor opción son los productos con una funda que sea fácil de quitar y lavar (lavar).
  3. Suspendido. La opción más simple son los productos de tela que se pueden colgar en la manija de la puerta, en ella o en la pared con uno o más ganchos.
  4. Plegable. Una opción son los artículos de metal ligero o plástico colocados en un gabinete debajo del fregadero. Su puerta debe ser reclinable, esto garantiza a los propietarios la máxima comodidad.

Otra opción son las cestas que caben en los estantes. Pero estos modelos son adecuados solo para aquellos baños donde es posible instalar estanterías suficientemente grandes. En este caso, a menudo se utilizan hermosos diseños de mimbre.

Cesto de ropa de bricolaje

Estos accesorios simples en el hogar están hechos de muchos materiales improvisados. Por lo tanto, es mejor familiarizarse con los diseños potenciales para comenzar con los modelos más simples y luego pasar a modelos a seguir más exigentes.

“Guardián” de una caja de cartón

Este material no es de excelente calidad, pero le da la oportunidad de hacer una canasta de ropa atractiva, y ella no tendrá miedo de la alta humedad. Para trabajar, necesitas preparar:

READ
Cómo hacer un calendario perpetuo

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

mian

Para que una canasta de este tipo mantenga bien su forma, tome una tela de algodón o lino realmente densa. Luego, la canasta resultará multifuncional: puede colocarse en el piso o colgarse, por ejemplo, en el pomo de una puerta.

Ideas de almacenamiento – Cestas interiores: 5 talleres

Usted necesitará:

– tejido para la parte delantera y trasera de la cesta;

– trenza ancha y fuerte para asas de cestas;

– algo redondo para usar como plantilla (un plato grande o una bandeja, por ejemplo);

– lápiz o marcador de tela

– Máquina de coser e hilo.

Ideas de almacenaje: organizadores para cada ocasión y gusto

Pasos 1-2

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Mide la circunferencia de tu plantilla en centímetros y anota el valor. Coloque la tela para el frente de la canasta al revés y, retrocediendo un poco para que pueda dejar espacio para las costuras, rodee el círculo de acuerdo con la plantilla. Haz lo mismo con la tela para el interior de la cesta, añade márgenes de costura y corta dos partes redondas del fondo de la cesta.

Paso 3

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Para recortar el detalle de la pared de la cesta, utilice la medida tomada de la plantilla redonda. Este valor será igual al ancho de la parte de la pared. La altura de la pared y, en consecuencia, la canasta, elija usted mismo. Dibuja los detalles en dos tipos de tela, agrega márgenes y recorta los detalles.

Pasos 4-5

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Dobla la pieza del lado frontal de la pared por la mitad de adentro hacia afuera. Sujete los lados cortos con alfileres y cosa. Repita con el lado equivocado de la pared.

Pasos 6-7

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Fija la pieza de la pared a la pieza inferior de la misma tela como se muestra en la foto. Coser las piezas alrededor. Repita para otras piezas de tela.

Pasos 8-9

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Coloque las piezas de la canasta con el lado derecho hacia arriba, una dentro de la otra. Pellizque los bordes superiores con alfileres y cosa, dejando una abertura para dar la vuelta.

Pasos 10-11

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Saca la cesta. Enderezar la costura superior, unir las capas con alfileres y pespuntear a 5 mm y 20 mm del borde (al mismo tiempo coser el orificio de giro). Pruébate la trenza para la cesta, corta dos piezas idénticas para las asas. Sujétalos con alfileres, como se muestra en la foto.

Paso 12

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Envuelva los extremos de la trenza por dentro y cosa, como se muestra en la foto. ¡Listo!

Foto y fuente: abeautifulmess.com

Otra versión de esta cesta:

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Aquí, una tela lisa se tiñe con pintura y un sello antes del trabajo.

READ
Genial secador de zapatos de bricolaje por 150 rublos

Alfombra de jeans viejos: una clase magistral

Cesta de tela y aro: clase magistral.

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Esta canasta mantiene su forma con un aro muy grande, y puede hacerla con una funda de almohada innecesaria, o coser una bolsa usted mismo.

Usted necesitará:

– una bolsa de tela, una funda de almohada innecesaria o tela para tal bolsa;

– hilo fuerte y grueso para el bucle y una aguja de mano grande;

– si cose la bolsa usted mismo – una máquina de coser e hilos.

Paso 1

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Si no hay una bolsa terminada, cósela. Para ello, dobla la pieza de tela por la mitad de la cara hacia adentro y cose a lo largo de ambos lados del rectángulo, dejando la parte superior abierta. Termina la costura. Procese el borde superior doblando y cosiendo.

Paso 2

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Queda por fijar el borde superior de la bolsa en el aro y coser un lazo en la parte superior.

Foto y fuente: makingniceinthemidwest.com

Otra opción:

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Aquí el lazo de cuerda reemplaza al ojal.

Cesta trenzada con cordón: clase magistral.

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Esta cesta se basa en una gran cesta o balde de plástico. El aspecto dependerá del cordón o cuerda que recojas.

Usted necesitará:

– una gran cesta de plástico;

– cuerda o cordón grueso;

– pistola de pegamento y pegamento;

– tela (corte lo suficiente como para envolver la canasta y llenar la tela por dentro, cubriendo las paredes y el fondo) – es mejor tomar un material cuyos bordes no se desmoronen;

– si quieres pintar la canasta – pintura acrílica y un pincel.

Paso 1

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Envuelva la tela alrededor de la canasta y péguela al fondo de la canasta como se muestra en la foto.

Paso 2

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Corta los bordes de la tela y pégalos a la canasta. Mete el resto de la tela adentro.

Paso 3

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Comience a envolver la canasta con una cuerda como se muestra en la foto.

Paso 4

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Cuando llegues a la parte superior de la cesta, corta el cordón y pega bien la punta.

Paso 5

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Colorea la cesta. Si desea un efecto ombre, como en este ejemplo, pinte más fuerte en la parte inferior. Luego deja secar la pintura y listo.

Foto y fuente: lydioutloud.com

Otra canasta de cordón:

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Si toma dos cuerdas diferentes, la canasta se puede hacer a rayas.

cesta-bolsa

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Para esta canasta, también puede tomar una funda de almohada o una bolsa confeccionada, o coserla usted mismo. Dicha canasta se puede colgar en un gancho para toallas o en el asa de un casillero.

Usted necesitará:

– funda de almohada, bolso o tela para el bolso;

– Máquina de coser e hilo.

Paso 1

Cestos de ropa DIY: talleres + ideas

Usando el diagrama, recorta los detalles de la bolsa. Coser una bolsa simple, terminando las costuras.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Reparaciones de bricolaje
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: