Horno de mufla DIY para taller doméstico.

Cómo hacer un horno de mufla con tus propias manos.

El horno de mufla es un dispositivo de calentamiento que consta de una cámara refractaria. El objeto se coloca en la mufla y se modifica bajo la influencia de altas temperaturas. Puede hacer un horno de mufla con sus propias manos usando un horno viejo o una lavadora.

¿Qué es un horno de mufla?

Los hornos de mufla se utilizan para una variedad de propósitos:

  • para refundir metales;
  • cocción de productos cerámicos;
  • para nivelar superficies deformadas de diversos materiales;
  • evaporación de la humedad de la sustancia;
  • secado rápido y eficiente de varios productos.

Dependiendo del tipo de horno, es posible calentar un objeto a una temperatura de 100 a 2000 grados. Los hornos de mufla suelen funcionar con gas o electricidad. Pero puede diseñar un dispositivo que funcione a partir del proceso de quema de madera o sustancias combustibles.

La mufla está hecha de materiales resistentes al calor que no permiten que los productos de la combustión pasen a la sustancia colocada en ellos. En la mufla, el procesamiento puede tener lugar no solo en el aire. Hay hornos de mufla con calentamiento de material en vacío. En lugar de aire, también se pueden utilizar gases como hidrógeno, argón, helio o nitrógeno.

La estanqueidad de la cámara crea un efecto uniforme de calor en el objeto. La mufla se calienta durante mucho tiempo y también requiere mucha energía.

Creación del cuerpo del horno de mufla

El cuerpo del horno de mufla lo puede crear usted mismo o puede usar espacios en blanco. Como espacio en blanco, puede usar un horno viejo, un horno eléctrico o calentamiento directo, un refrigerador, una lavadora. También vale la pena considerar que es necesario quitar todas las piezas de plástico, ya que no están adaptadas a las altas temperaturas.

El estuche se puede crear a mano. Para esto, la chapa es adecuada. Debe elegir un material cuyo grosor sea superior a dos milímetros. Se debe hacer una caja rectangular con una máquina de soldar.

Creación del cuerpo del horno de mufla

La chapa es adecuada para crear la caja.

Si desea diseñar un horno de mufla cilíndrico, vale la pena doblar el metal en un radio y soldar la costura.

Para proteger el metal de la corrosión, es recomendable cubrir el horno con una pintura refractaria especial. Una capa especial de aislamiento térmico mejorará las propiedades del horno. Sirve para reducir la pérdida de calor, aumentando así el calor en la cámara. Para la capa de aislamiento térmico, puede usar lana de basalto, así como perlita.

haciendo una mufla

Para diseñar un horno de mufla usted mismo, primero vale la pena hacer una cámara refractaria. No todos los materiales son adecuados para estos fines.
Se puede hacer una cámara especial con ladrillos de arcilla refractaria. Es perfecto tanto para hornos rectangulares como cilíndricos. Es cierto que colocar ladrillos en forma de cilindro es bastante difícil. Para hacer esto, debe cortar el mismo trapecio con la ayuda de un molinillo. Para un horno pequeño, necesitarás unos 7 ladrillos.

Después, vale la pena conectarlos con un cable y también verificar que encajen perfectamente. Las irregularidades también se pueden corregir con una amoladora. A continuación, debe colocar los ladrillos en fila y hacer varias ranuras para el cable, que en el futuro será el elemento calefactor. Es importante hacer las ranuras de tal manera que el cable no toque en ninguna parte. Para hacer esto, vale la pena colocar huecos en ángulo en uno de los ladrillos. Las ranuras deben tener entre 7 y 8 milímetros de ancho, la distancia entre ellas debe ser de al menos 2 centímetros.

Los ladrillos están conectados con pegamento resistente al calor. También puede usar una mezcla de arcilla, polvo de ladrillo de arcilla refractaria y arena de cuarzo.

La arcilla ordinaria también es adecuada para hacer una mufla, ya que un horno casero no funcionará con temperaturas extremas. La arcilla necesita un tratamiento previo. Con cartón o una lámina de madera contrachapada, construya un pequeño rectángulo que coincida con el tamaño de la cámara de mufla prevista. Asegúrese de calcular en tamaño si esta cámara encajará libremente en el cuerpo del horno.

El modelo de la cámara debe estar cubierto por fuera con arcilla de unos pocos centímetros de espesor. La arcilla debe secarse durante 5 días. Después de la acción obligatoria es la cocción de la estructura de arcilla. Lo mejor es quemar el material en un horno de carbón, ya que se requiere una temperatura de al menos 700 grados. Si se cumplen todas las condiciones, se obtendrá una cámara suficientemente fuerte y resistente al fuego.

READ
Boquilla de molienda para un taladro: hágalo usted mismo

¿Cómo hacer un elemento calefactor?

Se utiliza un alambre como elemento calefactor. Puedes usar nicrom o fechral. El alambre de nicrom puede soportar hasta 1100 grados. Pero el nicromo puede quemarse con el más mínimo contacto con el aire. Fechral puede soportar temperaturas de hasta 1300 grados, mientras que el aire no estropea el cable.
El tamaño mínimo de cable a utilizar es de 1 mm. Dependiendo del tipo de cámara de mufla, existen diferentes formas de conectar el elemento calefactor.

Elemento calefactor

Mufla de cerámica envuelta con alambre

El elemento calefactor se fija en la carcasa con arcilla, la distancia entre cada vuelta debe ser de unos 2 milímetros. La capa de unión también debe secarse durante varios días y cocerse en un horno de carbón.

Se debe instalar un serpentín de calentamiento en la mufla de arcilla refractaria. Se puede hacer independientemente de nicromo o alambre fechral. Para hacer esto, es necesario enrollar uniformemente el cable alrededor de un objeto cilíndrico. Un lápiz, una varilla delgada de metal o un electrodo de soldadura servirán. El diámetro de la espiral debe ser de 6 mm.

Asegúrese de asegurarse de que las vueltas no se toquen entre sí, de lo contrario se producirá un cortocircuito. La espiral debe realizarse en huecos especiales hechos en ladrillos de arcilla refractaria. Asegúrese de sujetar las bobinas. Esto se puede hacer con alambre o masilla. La arcilla se puede utilizar para masilla. Se perforan agujeros en el cuerpo a través de los cuales es necesario pasar los extremos del cable. Para conectar la espiral a la red, debe usar un cable.

Calentar la mufla con gas

Un horno de mufla casero puede funcionar no solo con electricidad, sino también bajo la influencia de un quemador de gas. Tal elemento calefactor puede comprarlo o hacerlo usted mismo.

Para crear un quemador de gas, necesita un tubo de metal de 10 a 15 centímetros de largo. El diámetro de la tubería no debe exceder de unos pocos centímetros. Primero, se debe hacer un orificio pasante cerca del borde para suministrar una tubería de gas. También es necesario hacer varios agujeros de un solo lado perpendiculares a él. Son necesarios para encender el dispositivo.

Calentar la mufla con gas

Para un quemador de gas, necesitará un tubo de metal de 10-15 centímetros de largo

El tubo de gas está hecho de cobre, su diámetro no supera los 0,8 centímetros. Se requieren hilos en ambos extremos del tubo. En el medio del dispositivo, debe hacer un pequeño orificio no pasante para que escape el gas. Se debe cerrar un orificio con un tapón, se debe llevar un cilindro de gas al otro. Al combinar los elementos del dispositivo, asegúrese de instalar una válvula entre la manguera y el quemador, ya que protegerá la estructura del fuego.

Características del montaje del horno de mufla.

El horno de mufla debe ensamblarse correctamente para que dure mucho tiempo. Vale la pena usar algunas recomendaciones básicas:

  1. Asegúrese de fortalecer la parte exterior de la estructura con inserciones de metal, ya que la cámara de mufla es bastante pesada.
  2. La cámara debe encajar perfectamente contra el aislamiento del cuerpo principal.
  3. Si hizo el estuche usted mismo, debe hacer una puerta con una lámina doble de metal y también asegúrese de colocarle una capa de aislamiento.
  4. Cuando utilice un horno viejo como base, puede descuidar la capa de aislamiento, ya que el diseño del horno ya la proporciona.
  5. Para un funcionamiento seguro del horno de mufla, es necesario conectar el elemento calefactor a la máquina para 20-25 A.

Un horno de mufla de bricolaje es significativamente inferior a los dispositivos industriales en términos de temperatura de calentamiento. Es imposible derretir metal en él, y también es difícil trabajar con vidrio. Pero una unidad hecha a sí misma será suficiente para cocer un producto cerámico en casa. Lo principal es no descuidar la instalación de elementos de protección contra sobretensiones o fugas de gas.

Cómo hacer un horno de mufla para endurecer metal y cocer cerámica con tus propias manos

Un horno de mufla de bricolaje hecho en casa le permite hornear cerámica, endurecer y derretir metal en casa. Para personas creativas y capacitadas, tales hornos son simplemente indispensables en la implementación de sus actividades.

La palabra “mufla” significa un espacio limitado, aislado tanto del ambiente externo como del contacto directo con el combustible y los productos de la combustión. Se puede crear una temperatura alta en la cámara: hasta 1250 0 C y se logran más de los cambios de temperatura altos deseados en la estructura de los materiales procesados. Este artículo discutirá cómo hacer un horno de mufla con sus propias manos en un taller casero.

READ
Dispositivo para cortar círculos de metal: hágalo usted mismo.

Designación de equipo

¿Por qué necesitas una cámara de calefacción casera en casa? Se puede utilizar para diversas necesidades: cocción de productos cerámicos, endurecimiento de elementos de corte de acero y fusión de metales. La cámara térmica puede calentarse tanto con electricidad como con gas.

La forma externa y el diseño interno del horno pueden adoptar diferentes configuraciones. La tarea principal es lograr un cierto régimen de temperatura en un espacio limitado.

Tipos y condiciones de procesamiento de materias primas.

Los principales métodos de procesamiento de materiales en una cámara casera son:

  • Cocción de cerámica
  • Endurecimiento de productos metálicos.
  • Fusión de metales no ferrosos

Cocción de cerámica

El proceso de obtención de productos cerámicos acabados está asociado a la cocción de piezas brutas de arcilla y su posterior recubrimiento con esmalte. En casa, un horno de mufla de bricolaje puede encender varias copias de platos y otras artesanías a la vez. En el tratamiento térmico, es importante mantener un régimen de calentamiento uniforme de la cámara. En teoría, es imposible determinar el marco de tiempo exacto para procesar un material a una temperatura determinada; esto se logra en la práctica.

Los materiales de arcilla colocados en un horno de mufla casero para cocción se dividen en 3 grupos:

  • porcelana
  • Loza
  • mayólica, terracota
porcelana

La arcilla seca se somete a un tratamiento térmico en dos etapas. La cocción primaria se lleva a cabo en el rango de 800 0 C a 1000 0 C. La arcilla gana fuerza y ​​​​adquiere porosidad. Luego se sumerge en un recipiente con glaseado. La cocción repetida se lleva a cabo a diferentes temperaturas, según el propósito:

  • porcelana natural – 1400 0 C
  • mesa – 1350 0 C
  • piezas de fontanería – 1250 0 C

El uso de materias primas refractarias durante la cocción prácticamente no forma una fase líquida. Para madurar la vasija del producto, se trata a una temperatura de 1200 – 1250 0 C. El tratamiento térmico repetido con esmalte aplicado se lleva a cabo a 900 – 1000 0 C. Si se requiere pintura, la tercera vez que regresan al nivel primario de temperatura.

Mayólica

Se utilizan arcillas refractarias rojas. El tratamiento térmico requiere una adherencia precisa al régimen de calentamiento. Cuando se calienta a 950 0 C, se obtienen productos frágiles sueltos. Cuando se calienta a 1050 0 C, la materia prima se sinteriza en una masa vítrea densa e inutilizable. Para mantener con precisión el grado de calentamiento de 1000 0 C, es necesario construir un termopar en la cámara con el horno conectado a una pantalla digital.

El procesamiento repetido de materiales vidriados se lleva a cabo a una temperatura de 900 a 950 grados.

Endurecimiento de productos metálicos de corte.

El endurecimiento de las superficies de corte de las herramientas de acero mediante tratamiento térmico se denomina endurecimiento del metal. El endurecimiento de productos metálicos ha sido realizado por personas desde la antigüedad. La esencia del proceso es tostar el metal hasta obtener un cambio en la estructura de la red cristalina (transformación polimórfica).

El metal se calienta en la cámara de calentamiento a un estado al rojo vivo a una temperatura de 750-850 0 C. Cabe señalar que algunos grados de acero se endurecen en condiciones de mayor calentamiento, que van desde 1250 a 1300 grados. A continuación, el horno de templado se libera de los productos calientes, que luego se someten a un enfriamiento rápido en un medio oleoso o en agua. Así, se consigue un aumento de la dureza del metal.

Este proceso es importante para el endurecimiento de las superficies de corte de las herramientas de acero (cuchillos, taladros, cinceles, fresas, etc.). El endurecimiento (revenido) se realiza mejor en un entorno de aceite. Cuando se libera un metal caliente en el agua, su superficie se cubre con una masa de burbujas de vapor, lo que ralentiza el proceso.

Por regla general, las herramientas acabadas o las piezas de trabajo de acero inoxidable se someten a un proceso de temple. Estos productos generalmente no requieren una gran cámara de enfriamiento, por lo que un horno de mufla con fusibles es el más adecuado para esto. A continuación se dará una descripción de la creación de tal estructura.

Fusión de metales no ferrosos

Es conveniente usar un horno de mufla para fundir metales no ferrosos, pero esto no se aplica al estaño y al plomo. Su punto de fusión es tan bajo que basta con utilizar un quemador de gas en una estufa doméstica.

READ
Soporte de grifo de bricolaje: hecho en casa eficaz

Para fundir metales como cobre, bronce y latón, se requiere un tanque de calentamiento. La masa líquida de metal se obtiene en un crisol, que luego se vierte en moldes especiales. Los artesanos del hogar vierten varios elementos decorativos de lámparas, muebles, figuritas y muchas otras artesanías.

Temperatura de fusión de metales no ferrosos:

  • cobre – 1080 0
  • bronce (según la marca) – de 930 0 a 1140 0
  • latón que van desde 880 a 950 grados

Opciones para hornos de mufla caseros.

Las opciones más populares para los hornos de mufla son los diseños hechos con cajas de fusibles de alto voltaje, hornos, lavadoras viejas e incluso ollas de barro. Como aislamiento térmico se utilizan ladrillos refractarios cerámicos (chamota) y lana mineral. Considere varias formas de hacer un horno de mufla con sus propias manos:

  • hornos electricos
  • Cámaras de calentamiento de gas
  • Cámaras de combustible sólido

hornos electricos

Al crear la cámara, se utilizan elementos calefactores eléctricos (fechral, ​​alambres de nicromo, elementos calefactores, espirales abiertas y cerradas). Como aislamiento térmico se utilizan cerámicas refractarias (ladrillos de chamota) o lana mineral del tipo MKRR 130.

Instrucciones paso a paso para hacer hornos de mufla.

Instrucciones para ensamblar un horno desde una caja de fusibles de alto voltaje

  1. La caja de porcelana del fusible PKT-103, de 564 mm de largo y 72 mm de diámetro exterior, se libera de las tapas de contacto y del inserto fusible interno.
  2. En los extremos del tubo de cerámica se hacen 2 agujeros con un taladro especial para cerámica, de 1,2 mm de diámetro.
  3. Fechral con un diámetro de 1,2 mm se enrolla alrededor del lado exterior del matraz. La distancia entre las vueltas debe mantenerse al menos 5 mm, lo que requerirá unos 2 metros de cable.
  4. Los extremos del fehral se sacan a través de los agujeros realizados.
  5. Se inserta un termopar desde la parte posterior del matraz, cuyos extremos están conectados a una pantalla digital.
  6. El cuerpo está envuelto con algodón MKRR 130.
  7. El cable Fechral está conectado a un cable eléctrico con un enchufe para una toma de corriente doméstica. Para hacer esto, haga agujeros estrechos en el aislamiento térmico, que luego se sellan con algodón.
  8. Para cerrar las aberturas de los extremos de la cámara de calentamiento, se retuercen tampones con un grosor de al menos 70 mm de algodón.
  9. El cuerpo rígido es de chapa galvanizada, para lo cual se recorta una chapa de 600 mm de largo y 300 mm de ancho.
  10. A lo largo de los bordes del metal a lo largo, se hacen curvas de 10 mm hacia el lado exterior de la caja.
  11. Una hoja doblada en forma de cilindro se coloca en una tubería de acero. Los extremos de la tubería están montados sobre soportes.
  12. Después de conectar las curvas en una cerradura, se golpea con un mazo a lo largo de toda la longitud del cilindro.
  13. La tapa trasera del cuerpo del horno está recortada en estaño, de acuerdo con su diámetro. En el metal de la tapa quedan unas patas que se doblan dentro del tubo galvanizado.
  14. La cubierta se fija con tornillos autorroscantes, a través de las patas a la carcasa de la estufa.
  15. Se cortan 4 tiras de estaño para las patas de apoyo de la caja. Las patas se fijan con tornillos autorroscantes.
  16. Si lo desea, puede prescindir de hacer una cubierta frontal, solo use un hisopo de algodón.

Tal cámara se puede calentar hasta 1300 grados. Es conveniente endurecer las herramientas de acero en la cámara, fundir una pequeña fundición de metales no ferrosos en un crisol.

Fabricación de un horno de mufla a partir de un horno eléctrico.

El horno eléctrico doméstico es ideal como horno de mufla para cocer productos cerámicos. El horno está equipado con dos elementos calefactores instalados en la parte superior interior y en la parte inferior exterior de la cámara. La cámara está aislada con lámina de lana mineral. La potencia de los elementos calefactores es suficiente para calentar la mufla hasta 300 grados. Para alcanzar el nivel de calentamiento requerido hasta 1300 0 C, proceda de la siguiente manera:

  1. El cuerpo de la placa está desmontado. Retire la capa de aislamiento del horno.
  2. Dos potentes elementos calefactores están fijados a los lados de la cámara desde el exterior.
  3. El aislamiento retirado se devuelve a su lugar.
  4. Se incluyen nuevos calefactores en el sistema térmico general.
  5. Conecte una pantalla digital a través de un controlador de temperatura existente.
  6. Una resistencia está conectada al controlador de nivel de calentamiento, lo que aumenta el rango de temperatura en el horno.
  7. El cuerpo de la placa se vuelve a montar.
READ
Un dispositivo para afilar un electrodo de tungsteno: hágalo usted mismo

El montaje de un horno cerámico de este tipo tiene varias ventajas:

  • El cuerpo del horno ya está equipado con una espaciosa cámara de cocción.
  • El gabinete no requiere mejoras significativas, lo que proporciona un importante ahorro económico y laboral.
  • Un panel plegable con vidrio panorámico permite controlar visualmente los procesos de cocción de productos de arcilla y endurecimiento de herramientas de acero.
  • Si no es posible utilizar el antiguo regulador de calefacción, se conecta un transformador al circuito de conexión eléctrica del horno.

Cómo hacer un horno de mufla con una caja fuerte a prueba de fuego

La capacidad interna de una caja fuerte ignífuga es una mufla confeccionada.

  1. Los paneles de tejas eléctricas se utilizan como elementos de calefacción. Se colocan en las paredes laterales del interior de la caja fuerte. Además, en lugar de paneles cerámicos con espirales, se instalan elementos calefactores.
  2. Se realizan cortes autógenos entre las dobles paredes del armario ignífugo y se retira el relleno de arena. Los huecos resultantes se rellenan con lana mineral MKRR.
  3. Las ranuras están soldadas con el mismo autogen.
  4. Se instala un termopar dentro de la caja fuerte para controlar la temperatura.
  5. Un sensor digital externo conectado con un termopar indicará el nivel de calentamiento de la cámara.

Resulta un excelente horno de mufla en el que puede fundir metales no ferrosos y preciosos. Cuanto mayor sea el volumen interno del gabinete ignífugo, más oportunidades para el procesamiento simultáneo de piezas pequeñas o la cocción de cerámica a granel.

Hacer un mini horno de mufla simple

Para hacer esto, necesitarás:

  • tubo de plástico 60 mm, longitud 0,5 m
  • Alambre fechral y una longitud de unos 2,5 m.
  • mezcla de vidrio liquido con mortero
  • papel
  • lana mineral MKRR
  • termopar con sensor
  • trozo de tubo de desagüe de 0,6 m de largo
  • un pedazo de hojalata
  • tornillos autorroscantes

Proceda al montaje, siguiendo las instrucciones:

  1. Una espiral de Fechral se enrolla apretadamente en un tubo de plástico. La espiral se comprime hasta tal punto que luego es posible quitarle libremente el plástico.
  2. En los extremos de la tubería, se hacen agujeros en los que se fijan los extremos de la espiral.
  3. Se aplica una composición adhesiva de vidrio líquido y mortero a una hoja de papel, el espesor de la capa es de 5 mm. La consistencia del pegamento debe ser espesa.
  4. El pegamento se aplica al fechral envolviendo el papel alrededor de la tubería.
  5. Después de que el pegamento se endurece, el papel se empapa en agua. La envoltura húmeda se separa fácilmente de la bobina, luego se retira el tubo de plástico.
  6. Los extremos de la espiral están conectados al cable eléctrico de red.
  7. La mini mufla está envuelta con lana mineral de tal manera que el paquete se ajusta perfectamente a la carcasa desde el tubo de bajada.
  8. En el interior, desde la parte posterior de la cámara, se coloca un termopar, cuyos extremos están conectados al sensor.
  9. La parte posterior del mini horno está cubierta con una tapa de hojalata.
  10. La entrada a la cámara se cierra con un hisopo de algodón.
  11. Para que la tubería se fije en posición horizontal, se fijan pequeños topes de estaño en el cuerpo del dispositivo con tornillos autorroscantes.
  12. La temperatura máxima dentro del mini horno de mufla puede alcanzar los 1200 grados. El diseño de la cámara es conveniente para el procesamiento de pequeñas porciones de chatarra y el endurecimiento de piezas pequeñas.

Instrucciones de montaje del horno de mufla de gas

El tanque se puede calentar con un quemador de gas. El quemador se coloca en el fondo del pozo de arcilla refractaria y se conecta a un cilindro de gas.

Para hacer un horno de mufla de gas necesitarás:

  • Ladrillos de arcilla refractaria
  • barril metalico
  • Quemador de gas grande de una estufa doméstica
  • Cilindro de gas lleno con reductor
  • Trípode de refuerzo refractario
  • Mecha de encendido del quemador
  • Crisol

Proceda a montar el horno, siguiendo las siguientes instrucciones:

  1. Sobre una lámina de metal, se coloca una plataforma de ladrillos de arcilla refractaria, que servirá como fondo de la cámara.
  2. Un quemador de gas está instalado en el sitio.
  3. Una tubería de gas de metal (tubo) está conectada al quemador.
  4. Alrededor del quemador, las paredes del pozo se levantan con ladrillos de arcilla refractaria, dejando un orificio para la tubería de gas en el fondo. Los ladrillos se sujetan con mortero refractario.
  5. Desde el exterior del horno, a través del orificio, el tubo se conecta con una manguera de goma a un cilindro de gas.
  6. El fondo de un barril de metal se corta y se coloca sobre una mampostería refractaria.
  7. El espacio entre la caja de metal y la mampostería se rellena con lana mineral.
  8. En el interior del horno se instala un trípode con un soporte para el crisol.
  9. El crisol debe estar situado a una altura no superior a 200 mm por encima del quemador.
  10. La parte superior del pozo debe permanecer abierta para que ingrese oxígeno de la atmósfera y para eliminar los productos de combustión de la mufla.
  11. El termopar se instala al nivel del soporte superior del trípode.
  12. La pantalla digital está conectada a la red eléctrica y conectada a un termopar.
  13. El quemador de gas debe secar la mampostería de arcilla refractaria a una temperatura de no más de 200 0 C. Con un mayor grado de calentamiento, el mortero en las juntas de la mampostería puede agrietarse, lo que provocará fugas de calor y pérdida de la capacidad de carga de la mampostería.
  14. Puede hacer una cubierta superior de metal con un agujero grande o prescindir de ella.
  15. Es mejor hacer un crisol con tus propias manos con arcilla cocida. El recipiente está hecho con orejas en las que hay agujeros. Al enhebrar ganchos en las orejas, el crisol se coloca fácilmente en un trípode y también se saca del horno.
READ
Dobladora de tubos casera: DIY

En lugar de un quemador de gas, las rejillas de un calentador de agua a gas se fijan en las paredes de arcilla refractaria. Esto proporciona un calentamiento uniforme de todo el volumen del recipiente.

Cámaras de calentamiento para combustible sólido

Como mufla para combustibles sólidos (leña y carbón), utilizan el horno de una casa particular. Como regla general, dicho horno se puede usar para endurecer productos metálicos, llevando los metales a un estado líquido con un punto de fusión bajo. Tal horno no es adecuado para establecer niveles precisos de altas temperaturas.

Hacer baldosas de arcilla refractaria con tus propias manos.

La mejor opción es comprar revestimientos de alto horno usados. Si esto no es posible, los ladrillos refractarios se pueden hacer a mano:

  1. Fabrican o compran moldes confeccionados de poliuretano o silicona para verter la solución de arcilla refractaria.
  2. La mezcla terminada (mortero de arcilla refractaria) se compra en una ferretería.
  3. La mezcla se remueve con agua hasta obtener una masa pastosa, que se envía a moldes.
  4. Se hacen ranuras oblicuas en la superficie de la solución para instalar una bobina de calentamiento. Se disponen huecos horizontales para fijar rejillas de gas en ellos.
  5. Cuando se usa un material de revestimiento confeccionado, las ranuras se cortan con una rueda abrasiva.
  6. Seque las baldosas en condiciones naturales en el verano por hasta 20 días. Si es posible utilizar otro horno en funcionamiento, el proceso de secado se reducirá varias veces.
  7. Se prepara un mortero para colocar un pozo de ladrillos refractarios a partir del mismo mortero de arcilla refractaria.

Crisoles caseros

A la venta puedes encontrar crisoles de varios tamaños. Para un horno de mufla de bricolaje, es posible que necesite un crisol de una forma individual. No es difícil hacer un recipiente de este tipo usted mismo:

  1. Se empapa un trozo de arcilla refractaria en un recipiente adecuado.
  2. La masa blanda se coloca sobre una tabla de madera y se moldea a mano un recipiente de la forma deseada.
  3. Si es necesario, haz orejas con agujeros.
  4. Con una espátula de madera humedecida con agua se forman superficies lisas del producto.
  5. En el horno de mufla ensamblado, se cuece la pieza de trabajo.
  6. El crisol enfriado se sumerge en la solución de glaseado blanco y se vuelve a colocar en la cámara de calentamiento.

El proceso de cocción y glaseado se describe en detalle en el capítulo de este artículo “Cocción de cerámica”. Hacer su propio crisol no le llevará mucho tiempo y ahorrará dinero.

La variedad de posibilidades para la fabricación de varios modelos de hornos de mufla le permite elegir el diseño más efectivo para un tipo particular de trabajo.

Rating
( No ratings yet )
Like this post? Please share to your friends:
Reparaciones de bricolaje
Leave a Reply

;-) :| :x :twisted: :smile: :shock: :sad: :roll: :razz: :oops: :o :mrgreen: :lol: :idea: :grin: :evil: :cry: :cool: :arrow: :???: :?: :!: